sábado, 16 de julio de 2016

No vivas de espalda a lo que más te gusta...

No pierdas tu tiempo en lo que no crees. Piensa que aceptas el don cuando eres lo que eres y no lo que los otros te han obligado a ser.
Vives tu don cuando descubres lo que eres dejando de lado el personaje que creaste en tu infancia para sobrevivir. Entras en contacto con tu propia madurez, que no es otra cosa que la libertad en armonía con tu naturaleza personal.
Vivir como queremos, es en realidad cumplir la misión para la que hemos venido a este mundo, porque lo cierto es que todos tenemos una y cuando la desempeñamos nos encontramos mucho más plenos

No hay comentarios:

Publicar un comentario